jueves, 31 de mayo de 2012

Querías cumbia...? Tomá!

Interesante entrevista de Alejandro Fantino al Diputado Nacional Compañero Facundo Moyano en el programa de tv "Animales sueltos".

En medio de los cruces entre los dirigentes sindicales domesticados por ciertos funcionarios del kirchnerismo y el actual Secretario General de la C.G.T. Compañero Hugo Antonio. Su hijo Facundo, rompe el silencio y sale a lo Moyano a escupir realidades sobre la mesa en relación a los temas centrales vinculados con la profundización del modelo.

Cro. Facundo Moyano

martes, 29 de mayo de 2012

¡This is Cordoba...! Che culiau


El Cordobazo por Hugo Presman 

La ciudad tomada. Las barricadas que como decía aquel grafiti del Mayo francés, cierra la calle pero abre el camino, formando parte de la geografía urbana. La Guardia de Infantería retrocediendo y emprendiendo la retirada. El barrio de Clínicas convertido en bastión de la insurgencia popular. La confluencia de obreros y estudiantes, vieja premisa de la Reforma Universitaria de 1918, sellando su alianza en las manifestaciones masivas. Como decía John William Cooke, citando a Raúl Scalabrini Ortiz, por otro hecho histórico“Parecía que la historia estaba pasando junto a nosotros y nos acariciaba suavemente como la brisa fresca del río”. La llamada Revolución Argentina empezó con Juan Carlos Onganía y “ la noche de los bastones largos “, un verdadero garrotazo a la ciencia nacional y empezó a caminar hacia su ocaso con el Cordobazo. Se proponía, en 1966, terminar con la política en la Universidad, con lo que consideraban “el polvorín tucumano”, con la economía cerrada, con el déficit de las empresas estatales, con la lentitud radical. La realidad es que el golpe se produjo para evitar el triunfo del peronismo en las elecciones a gobernador en la Provincia de Buenos Aires, que tenían que celebrarse en marzo de 1967.

Onganía pensó que la historia le otorgaría un plazo de 20 años, durante el cual se produciría la muerte de Perón. Dividió, con lógica castrense, su gobierno en tres tiempos: el económico, el social y el político. El proceso concluiría en 1973, con resultados estrictamente opuestos, con las universidades saliendo de su isla e integrándose combativamente en todo el país. Tucumán, con los ingenios cerrados por la política económica de Adalbert Krieger Vasena, terminó siendo el escenario de un experimento de guerrilla rural del ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo), el peronismo aglutinando a toda la oposición, Perón regresando triunfante, los sectores de la banca y el tabaco desnacionalizados y las Fuerzas Armadas representadas por los tres comandantes saliendo por los techos de la Casa Rosada.


El punto de inflexión entre los propósitos establishment- militar y los resultados, fue el Cordobazo, un hecho histórico que marcó el mayor avance de la lucha de las masas en la década de los 70. En mayo de 1968, había surgido la CGT de los Argentinos, dirigida por Raimundo Ongaro, y a cuyo alrededor se nuclearon los intelectuales y los estudiantes. La Regional Córdoba, decía el 21 de Marzo de 1969, “Durante años solamente nos han exigido sacrificios. Nos aconsejaron que fuésemos austeros: lo hemos sido hasta el hambre. Nos pidieron que aguantemos un invierno: hemos aguantado diez. Nos exigen “racionalicemos”, así vamos perdiendo conquistas que obtuvieron nuestros abuelos. Y cuando no hay humillación que nos falte padecer, ni injusticia que reste cometerse con nosotros, se nos dice, irónicamente, que participemos. Le decimos: ya hemos participado y no como ejecutores, sino como víctimas en las persecuciones, en las torturas, en las movilizaciones, en los despidos, en las intervenciones, en los desalojos. No queremos ya esta clase de participación”
Sólo en Ika-Renault trabajaban en su planta de Santa Isabel, 11.486 obreros en 1969. En Ferreyra estaba asentada Fiat y la fábrica de Motores Perkins. Apenas algunas de las fábricas de la Córdoba industrial.
Los motivos que desbordaron la situación fueron, en el plano gremial, las quitas zonales (un derecho patronal de aplicar en algunas provincias reducciones salariales sobre el salario pactado en convenciones colectivas a nivel nacional). El gobierno nacional, sancionó el 12 de Mayo de 1969, una ley que unificaba la jornada laboral en 48 horas semanales, lo que implicaba la derogación del sábado ingles en cinco provincias, incluida Córdoba. De ahí surgen una sucesión de paros, que luego se completarían con los paros activos (salida de las fábricas a las 10 de la mañana y manifestaciones).
El incremento del ticket del comedor universitario privatizado de la Universidad de Corrientes, originó manifestaciones, que al ser reprimidas produjeron la muerte del estudiante de medicina, Juan José Cabral, el 15 de Mayo de 1969. Esto provocó gigantescas manifestaciones en Rosario, en lo que se conoció como “el Rosariazo “, donde fue asesinado el estudiante de ciencias económicas, Adolfo Bello, de 22 años. Rosario fue declarado “zona de emergencia” después de la muerte de Luis Norberto Blanco, de apenas 15 años. Tribunales militares juzgaron a los detenidos. Se cerraron las Universidades en Córdoba y Rosario. En pocas horas Resistencia, Corrientes. Córdoba y Rosario se encontraban en pie de guerra. El país convertido en polvorín.
El 29 de Mayo de 1969, el paro activo cordobés y la huelga de la FUA, conformarían una jornada definida por Gordillo y Brennan de la siguiente manera: “Por la mañana protesta obrera, después del mediodía rebelión popular, por la tarde, tras el repliegue de la policía, insurrección urbana.” En las calles de la Córdoba tomada por el pueblo, la consigna que se elevaba entre los gases lacrimógenos y las balas era: “Luche, luche, luche/ no deje de luchar/ por un gobierno obrero/ obrero y popular”
El histórico día terminaría con la muerte del obrero Máximo Mena. A las 17 horas regía el toque de queda y el Ejército intentaba ingresar y despejar el Barrio de Clínicas, que recién lograron a la noche del día siguiente. Con las primeras horas de la noche, ingresaban a la historia y a los juicios sumarios - consejos de guerra - las figuras de los dirigentes obreros, Agustín Tosco, de Luz y Fuerza, Elpidio Torres, de Smata, y Atilio López, dirigente del transporte (UTA). A partir de ahí comenzaría el ascenso de los sindicatos Sitrac (automotores) Sitram ( ferroviarios) y cobraría prestigio, su secretario, René Salamanca.
El gobernador de Córdoba Carlos Caballero, en su renuncia, reconoció el enorme apoyo popular que suscitó la confluencia obrero - estudiantil. En forma textual dijo: “Contó con la adhesión masiva de la población”.
No fue un movimiento espontáneo. Sostenía Agustín Tosco, uno de sus protagonistas, según Silvia Licht en su muy buena biografía del dirigente sindical: “No hay espontaneísmo. Ni improvisación, ni grupos extraños a las resoluciones adoptadas. Los sindicatos organizan y los estudiantes también. Se fijan los lugares de concentración. Cómo se realizarán las marchas. La gran concentración se llevará frente al local de la CGT, en la calle Vélez Sarsfield 137”
El balance del Cordobazo arrojó 14 muertos. La intervención del ejército se demoró como consecuencias de que el General Alejandro Agustín Lanusse retrasó la llegada de las tropas del General Jorge Calcagno (luego Jefe del Ejército en la Presidencia de Héctor Cámpora), para desgastar al triunfador de la interna de azules y colorados.
Los veinte años de Juan Carlos Onganía se redujeron a cuatro. Su sucesor, Marcelo Levingston, considerado un intelectual, porque sabía escribir a máquina, fue traído de EE.UU. Un segundo Cordobazo, en mayo de 1971, conocido como “el viborazo“ termina con su gobierno y arriba, finalmente, un General audaz e inteligente, Alejandro Agustín Lanusse, que intentó, inútilmente, lidiar contra la historia y Juan Domingo Perón.

El 17 de Noviembre de 1972 regresó Perón, un hecho que parecía imposible de concretarse, y luego el 11 de Marzo de 1973, las urnas reventaron con los votos del FREJULI.
El 25 de Mayo asumió el nuevo gobierno que, con sus esperanzas y sueños había nacido en aquel histórico 29 de Mayo, donde en las calles tomadas parecían resonar, con la fuerza de las causas justas, las palabras del Manifiesto Liminar de la Reforma: “Hombres de una República Libre.....hemos resuelto llamar a todas las cosas por el nombre que tiene. Córdoba se redime. Desde hoy contamos para el país con una vergüenza menos y una libertad más. Los dolores que quedan son las libertades que faltan. Creemos no equivocarnos, las resonancia del corazón nos lo advierten, estamos pisando sobre una revolución, estamos viviendo una hora americana.”

lunes, 28 de mayo de 2012

Carlo Maximum et Buxum Populus

"Carlo Maximum Kirchnerium"



Compañeros y compañeras, en este post vamos a tratar un tema cuanto menos delicado, a saber: "La Caja". Quien la tiene, como la administra, quienes tienen acceso y a costa de que. Todo esto, entre signos de interrogación ( ¿ / ? ) porque no tengo ganas de tipear a esta altura de la noche.




La Caja

Técnicamente hablando, la caja seria un capital de reserva, fluctuante, que puede incrementar o disminuir en relación a los ingresos y egresos que de el dispongan el o los administradores.
En nuestro país, y en particular en la jerga política, la caja tiene una connotación similar, pero con algunos rasgos propios de la actividad.
El primero de ellos está relacionado con la fuente que provee de ingresos a "La Caja" que no es otra cosa que el pueblo mismo, ya sea en forma directa mediante la recaudación de impuestos por parte de los entes de gobierno, o bien en forma indirecta a través de las ganancias obtenidas por las transacciones realizadas con los bienes y recursos naturales del territorio.
El segundo de los rasgos característicos se relaciona con la administración de los mismos. Actividad reservada solo a las máximas autoridades gubernamentales y/o a las personas autorizadas por estas. Queda claro que no es una cuestión de formas, sino una cuestión de fuerza.
En cuanto a los beneficiarios, osea aquellos que logran tener acceso a la misma y tercer rasgo distintivo de la actividad política, podemos afirmar que en general, todos somos en mayor o menor medida destinatarios de sus fondos. Pero dejando de lado las obligaciones propias del Estado, hacia afuera con el internacional, hacia adentro para con sus ciudadanos y haciendo referencia directa a los fondos que quedan pedaleando en el aire, solo un puñado de personas logran participar de la repartija, por llamarlo de alguna manera. Hey, no crean que este gueto es demasiado permeable, tengan en cuenta que se tratan de sujetos con gran poderío en la segunda y tercera línea de poder político (Gobernadores; Intendentes; Ministros; Senadores; Diputados; Sindicalistas; Dirigentes Sociales; Empresarios; Familiares y Amigos). Ojo! Todos ellos afines al gobierno de turno, no se crean que le van a abrir el juego a un crítico, mucho menos a un opositor, con o sin fundamentos. Y así nos vamos a la cuarta característica particular de la política, que versa sobre los costos del acceso al maravilloso mundo de "La Caja".
Como sostenía en la breve intro que figura ut-supra, nada de esto es gratis, el precio puede ser la negación de las convicciones más profundas de nuestro ser, casi como venderle el alma al diablo para los creyentes, el costo para un idealista puede llegar a ser la obsecuencia muda.
Por ello, desde los gobernadores hasta los intendentes, pasando por todos los actores políticos que giran en torno, deberán obedecer las directivas del administrador sin chistar para mantenerse en el circuito.


Carlo Máximum et Buxum Populus

Habiendo a estas alturas, comprendido de que se trata este maravilloso y tan poderoso elemento de la política, vamos a interiorizarnos en el actual administrador de la misma en nuestro país, la tan vapuleada pero resistente República Argentina.
Las malas lenguas (y también las buenas) sostienen que ante la partida del último presidente justicialista nacional, el compañero Néstor Carlos, un gran materializador de sueños populares. Su hijo Máximo Carlos, a quien denominaremos “Carlo Maximum” porque tiene ese toque de emperador romano, o al menos, según cuentan, así es como se desenvuelve en la cotidianeidad, heredó, no sabemos ¿cómo? La potestad administrativa de “La Caja” (“Buxum Populus” de ahora en adelante).
La cuestión no es como llegó hasta ahí, lo trascendental es que “Carlo Maximum” maneja a discresión la “Populus Buxum” Argentina.

¿Y cómo desarrolla esta “fatídica actividad? La verdad es que no podemos criticar con fundamentos certeros su labor administrativa ¡Peeero! lo que si podemos hacer es repasar los efectos secundarios que produce sobre particulares determinados en todo el territorio.
El Emperador “Carlo Maximum”, siguiendo la línea procedimental de sus antecesores, realiza una tarea de adoctrinamiento político mediante el uso de los bienes que integran la 
“Buxum Populus”. Una suerte de compraventa macabra, donde mediante la entrega de una prestación dineraria a un particular, se obtiene, a modo de contraprestación la voluntad del mismo. Lamentablemente, las voluntades adquiridas en este tipo de operaciones son de la categoría de bienes de tipo consumibles, debido a que se extinguen con el o los primeros usos. Aunque cabe destacar que esto permite la concertación de nuevas operaciones, contribuyendo al adoctrinamiento progresivo que imparte el administrador por un lado y al desarrollo normal del cargo, de quien en definitiva solicite los mencionados beneficios económicos por otro.-
Hasta aquí todo muy lindo, no hay reproche alguno por hacer porque somos consientes de que se trata de una herramienta emergente del aval popular que surge de los comicios y debe necesariamente estar al servicio discrecional de nuestros gobernantes o sus delegados durante el tiempo que dure su gestión.

 Lamentablemente el ser humano, además de crear un sin número de leyes a las que luego se somete y por ley, valga la redundancia, debe acatar, también tiene la facultad de contrastar lo normado con el sentido común, máxima expresión esta, de la universal normalidad. Es así, debido a que nosotros también somos medios seres humanos (solo de lunes a sábados en mi caso) que no podemos dejar de realizar este tipo de comparaciones, de lo lícito respecto de lo ético, de lo permitido respecto de lo aprobado.  Y de ahí es que me surge la impostergable necesidad de criticar, refugiado en el incorruptible e impenetrable bunker de “La Base Militante”, las maniobras del Emperador “Carlo Maximum”, que desde hace un tiempo, nos vienen bombardeando las formaciones emergentes.
El primer bombardeo llegó desde “La Cámpora”, una estructura política emergente, que legó el Emperador junto con la  “Buxum Populus” . No quedó del todo claro cuál fue el motivo de su creación, porque comenzó como una línea constituida por jóvenes “personalistas” (que siguen a los hombres no a las ideas) adeptos al modelo propuesto por Kirchner, con el objetivo de afianzarlo de cara al futuro. Pero con el correr de los meses, fuimos testigos de vejaciones sin precedentes en la historia política nacional desde la última vuelta a la Democracia.
Comenzaron por invadir las entrañas del Partido Justicialista, forzando, a base de 
“Buxum Populus”, el ingreso de sus nombres (jóvenes de un exitismo extremo) en las boletas electorales de las diferentes provincias (No tengo registro en otros partidos como la U.C.R. o el P.S. pero pueden ampliar en los comentarios). La cuestión era simple, si no accedían, se cortaban las transacciones y las provincias sin recursos de nación, se prenden fuego, como se prendieron fuego los compañeros que legítimamente (por consenso o por internas partidarias) debían ocupar esos lugares cedidos.

Paralelamente, coparon todos los cargos directivos en los organismos nacionales (PAMI, ANSES, C.A., V.N., hoy Y.P.F.) estos cuentan como bienes de la  “Buxum Populus”. Con los puestos derivados comenzaron a contener a su flamante militancia para armarse en el interior. Esto es lícito y ético, aunque no les va demasiado bien porque aún tienen un promedio de dos (2) banderas y once (11) remeras per cápita militante. Dato no menor, porque como bien saben, no  superan por mucho a la Juventud del Pro, no alcanzan un 30% de la J.P. Evita, forzaron un acople con la J.P. Bonaerense y en el interior no le pueden hacer ni sombra a La Gloriosa Juventud Peronista, aunque ello no implica que no puedan ponerle palitos en la rueda mediante presiones dirigidas a los compañeros de cúpula, para que bajen línea a la cantera.

Esto puntualmente es lo que no me termina de cerrar, no comprendo ese afán de “Carlo Maximum” de querer controlarlo todo y destruir en parte, todo lo que en definitiva sostiene la propia estructura de la cual se sirve. Es una suerte de maquiavelismo bobo mezclado con prácticas de “tiro al pichón y test*s para ir al espacio” y no iba a pasar mucho tiempo hasta que algún irreverente como quien suscribe salga a tirar la bronca.  Y sepan que la bronca no es solo por las presiones a la cúpula que públicamente aparece silenciada y abatida, o por los compañeros con proyección que se quedan en el molde o se abren (ojo, estos pueden elegir plantarse ante el poder todavía, más que la presión, los condicionan la tentación y/o la ambición) Un capítulo aparte. La bronca también brota porque utilizan las figuras históricas, solo de las etapas gloriosas del justicialismo, ignorando sus biografías por completo, solo para colorear el circo marketinero con el que intentan acaparar uno que otro jovenzuelo poco instruido que quizá, alguna vez oyó  de ellas por T.N. (Ver en blog: “Los 5legados de Cámpora” y “El Peronista Kirchnerista”). 
Sepan también se encuentra en estas líneas un reproche contundente a los compañeros que guardan silencio ante estos acontecimientos, porque no tengo el ego tan grande como para creer que soy el primero y/o el único  avivado del movimiento que se dio cuenta de esto. 
Vamos muchachos, un cuarto de pila, los que ya estamos en la base, militamos en forma voluntaria (gratuita), más abajo no nos van a mandar (espero) y de ser así, bueno…Será cuestión de iluminar bien el subsuelo y seguir organizando el asenso. PORQUE EL PERONISMO SERÁ REVOLUCIONARIO, O NO SERÁ NADA.-

“La ocasión obliga, y la más grave culpa frente a sí mismo, es la de haber perdido la ocasión” 

Abrazo Peronista

Se abrieron los "Putos Peronistas"



"Los Putos Peronistas" se abrieron lugar en la pantalla grande


31 de Mayo - 2012 - Estreno oficial de "Putos Peronistas, cumbia de un sentimiento" 


La película que retrata la epopeya de la agrupación mas revolucionaria de los últimos años en la lucha por un pais mas igualitario. Un documental que es el primer retrato de los tiempos de Néstor Kirchner y su legado militante para toda una nueva generación de jóvenes que se volcaron a la política desde procedencias a veces increibles. 31 de Mayo Arte Cinema, Espacio INCAA Km 3, Salta 1620, Constitución. Horarios a confirmar por la sala en artecinema.com.ar

No seas gay y andá!

jueves, 24 de mayo de 2012

El día "K" cambió el color de nuestros días

Se cumplen 9 años de la llegada a la Presidencia de la Nación de Néstor Kirchner. En su memoria, les dejo aquí su discurso de asunción, testimonio vivo de su coherencia y convicción.

"No he pedido ni solicitaré cheques en blanco. Vengo, en cambio, a proponerles un sueño: reconstruir nuestra propia identidad como pueblo y como Nación; vengo a proponerles un sueño que es la construcción de la verdad y la Justicia; vengo a proponerles un sueño que es el de volver a tener una Argentina con todos y para todos. Les vengo a proponer que recordemos los sueños de nuestros patriotas fundadores y de nuestros abuelos inmigrantes y pioneros, de nuestra generación que puso todo y dejó todo pensando en un país de iguales. Pero sé y estoy convencido de que en esta simbiosis histórica vamos a encontrar el país que nos merecemos los argentinos.
Vengo a proponerles un sueño: quiero una Argentina unida, quiero una Argentina normal, quiero que seamos un país serio, pero, además, quiero un país más justo.
Anhelo que por estos caminos se levante a la faz de la Tierra una nueva y gloriosa Nación: la nuestra.
Muchas gracias. ¡Viva la patria!"


miércoles, 23 de mayo de 2012

El Peronista Kirchnerista



Cansado de leer y oír por doquier "Peronista K; Peronista Kirchnerista; Kirchnerista Kirchnerista" y dale que va. No me quedó otra que salir al ruedo a escribir sobre el asunto, como para aclarar un par de cuestiones de vital importancia, al menos para mi, que soy un humilde afiliado del Partido Justicialista.

Para comenzar vamos a dar un par de definiciones claves para el análisis, a saber:
Peronista: Adherente a la doctrina política de Juan Domingo Perón (Osea la doctrina justicialista)
Kirchnerista: Adherente a la doctrina política de Néstor Carlos Kirchner (Quien era peronista, por ende Justicialista)
Justicialista: Adherente a la Doctrina Nacional Justicialista

Entonces, tenemos hasta aquí lo siguiente: Por un lado un modismo, que al superar las barreras del tiempo se convirtió en costumbre (Peronista) y por otro un modismo en estado puro (Kirchnerista).


Ahora bien ¿Cual es el sentido práctico de utilizar estos ornatos? 
De tanto trajín he podido comprobar que su aplicación al momento de autodefinirse políticamente, sirve como distintivo. Por un lado, marca una distancia que pareciera irreconciliable entre los distintos actores políticos dentro del justicialismo en sus diferentes etapas. Por ello es que no ha de faltar un zonzo que sostenga que es "Peronista, de Perón" casi desconociendo las figuras de Héctor José Cámpora, Carlos Saúl Menem, la de Duhalde, Cafiero, Nestor Carlos Kirchner y dale que va. Siguiendo esa tónica, quién se autodetermine de esa manera, sería un votante frustrado y sin candidato desde el año 1974.
Lo que un verdadero justicialista, afiliado al partido justicialista, nunca haría, es renegar y mucho menos desconocer su historia. Nuestros referentes se han equivocado una y mil veces, como nosotros los afiliados nos hemos equivocado otras tantas. Ese es el precio que pagamos por ser humanos, y no por ello salimos ante el pueblo a negar hechos que ya están impresos en la realidad.
Justificarse en la individualidad utilizando artilugios del lenguaje no es una solución viable, porque a poco de indagar sobre el asunto, aflora la conexión indisoluble existente con el pasado del partido justicialiasta, con todas sus glorias, pero también con todas sus miserias.


Luego de este breve análisis, cerramos la etapa pre kirchnerista y nos adentramos, ahora si, en la actualidad.
Como explicaba más arriba, existen ciertos personajes en la vida política que se autodefinen como "Tales, de tal" y como si esto no bastara, a partir del asenso del compañero Kirchner en la conducción de la nación, se produjo un nuevo fenómeno. Ya no alcanzó con la referencia "Tales, de tal" sino que ahora, la cosa es más abarcativa que la propia génesis y queda representada así "Tales+Tales" (Ej: Peronista Kirchnerista). En una especie de titubeo incómodo que pareciera intentar vincular al sujeto político solo con algunos de los nuevos referentes, pero sin despegarse de la matriz partidaria, aunque dejando al medio un desconocimiento para con los otros referentes históricos. Es complicado, más aún sabiendo que muchos de los actuales "P.K." no hace muchos años se denominaban "Menemistas", "Duhaldistas" y...quien sabe cuantas cosas más.-


Entonces: ¿Qué rayos son un "Peronista, de Perón" y un "Peronista Kirchnerista"?


La verdad no tengo idea, yo soy justicialista, afiliado. No vengo del placard de otro, vengo del nuestro, y aunque tiene épocas doradas, no se desase de los muertos que tiene adentro cambiando el color del enchapado.-


Dedicado al compañero Roberto R. Robledo, que nos enseño a no renegar de nuestra historia, pero si a trabajar para corregirla de cara al futuro.-

martes, 22 de mayo de 2012

La J.P. Nacional

Juventud Peronista del Interior

JUVENTUD PERONISTA DEL INTERIOR:
Información general
Nace ante la necesidad de fortalecer las bases de la militancia, entendiendo que la integración que se logra a través del trabajo coordinado y el intercambio de ideas es la mejor manera de optimizar nuestros recursos políticos. Por esta razón, se considera que la creación de este espacio de militancia dentro del amplio Movimiento Nacional Justicialista (que coordine, brinde apoyo constante y propague las actividades que surjan de ellas) es necesaria para enfrentar los desafíos del Partido Justicialista en la actualidad.
La Juventud Peronista es una instancia de formación, de discusión y de crecimiento personal y colectiva que contiene a miles de jóvenes en todo el territorio nacional. Ha sido y continúa siendo protagonista de momentos importantes de nuestra historia y cuna de grandes cuadros políticos. Por ello no sólo es importante que se apoye las iniciativas nacidas en su núcleo, sino que es vital que se le provean las herramientas necesarias para poder organizar sus actividades y difundir su trabajo a nivel nacional.
Las Juventudes Peronistas de las provincias del interior llevan adelante una importante agenda de actividades que evidencian la pasión, la convicción y la responsabilidad necesarias para poder desempeñarse en el campo político y social en defensa del Proyecto Nacional y Popular que encabeza la Presidenta de todos los Argentinos Compañera Cristina Fernández de Kirchner.
Las grandes líneas de acción
Finalizada la primera década de este nuevo siglo, los jóvenes militantes debemos concentrarnos en analizar los escenarios presentes y futuros, para poder encauzar nuestro trabajo hacia puertos deseados. Tanto en el orden social, como en el económico y el político, se viven cambios vertiginosos que exigen de quienes militan socialmente y trabajan en la administración pública los mayores esfuerzos. Discernir sobre las amenazas reales y potenciales nos permitirá organizar un esquema de acción claro sobre el cual trabajar, a fin de evitar, en la medida de lo posible, las improvisaciones absurdas.
Siendo conscientes de esta realidad, se considera que los desafíos que enfrenta la Juventud Peronista pueden agruparse en tres grandes líneas: la formación de cuadros políticos, la movilización de las bases y la integración regional. Estos tres elementos constituyen la razón de ser de nuestra iniciativa.
El primer desafío está íntimamente relacionado con la responsabilidad y el compromiso, y es un elemento clave al momento de entender los éxitos o fracasos de los modelos de desarrollo impulsados por los gobiernos. La complejización de los problemas sociales, económicos y políticos exigen la mejor formación de los funcionarios y dirigentes políticos, ya que son ellos quienes toman decisiones diariamente que influyen de manera determinante en la vida de las personas. Por ello, quienes ocupen estos cargos deben estar formados tanto técnica como doctrinariamente; deben estar embebidos en pensamiento justicialista. De esta manera, nos aseguramos que van a luchar contra los enemigos más poderosos y silenciosos que enfrenta todo peronista: la pobreza y la exclusión. La sociedad debe exigir calidad en la gestión pública, elegir representantes que estén comprometidos y a la altura de los cargos.
La mala imagen social instalada alrededor de la política, el desconocimiento de las decisiones tomadas por un gobierno y la falta de interés hacia la cosa pública, nos conduce hacia el segundo desafío: la movilización de las bases. Esta es una acción fundamental, ya que entendemos que cada militante de la JP es una unidad de réplica; unidad que debe llevar el mensaje peronista a cada rincón de la Patria. Por esta razón resaltamos que la movilización no sólo implica la acción física de mover las masas populares. Movilizar significa llegar al alma de cada persona, abordar sus instancias emocionales y espirituales. Implica patriotismo, concientización, adoctrinamiento, altruismo, participación. Todo esto para devolverle al partido lo que le corresponde por mérito histórico: la mística.
El tercer gran desafío es la integración regional. A través de ella, los grupos de militantes pueden coordinar actividades, nutrirse mutuamente de experiencias, optimizar sus recursos y tener más valor como bloque tanto en el contexto nacional como internacional. Además, estas prácticas sirven de entrenamiento para futuros funcionarios públicos, que necesariamente deberán sentarse a pensar estrategias de acción comunes entre los países de Sudamérica. Esto ya no es una utopía, es una realidad que se vive a través de UNASUR.
Estas tres líneas de acción serán desarrolladas a través de esta iniciativa y representan un camino hacia una juventud peronista presente en la conciencia popular, ya no sólo simbolizada vagamente en el imaginario colectivo, sino como una realidad clara y perceptible en el día a día. Pero antes de iniciar cualquier acción debemos atravesar una instancia obligadamente: la organización. Éste es el punto de partida para cualquier gestión política; como decía el General Perón “la organización vence al tiempo”. Es de suma importancia que este espacio sea apoyado por los conductores del Partido en cada provincia integrante, ya que la organicidad de la JP dentro del Partido es muy importante como punto de inicio.
Si queremos un partido actualizado, si deseamos seguir siendo el movimiento social más importante de Latinoamérica, si anhelamos que los líderes del mañana se encuentren dentro de las filas del Justicialismo, si buscamos la grandeza nacional, entonces empecemos a crear las bases desde hoy; el presente ya es el porvenir y el olvido.
Por eso nos interesa el futuro del Partido Justicialista: es el espacio desde donde lucharemos el resto de nuestras vidas como herederos de Perón y Evita, porque somos los Militantes de Néstor y Cristina. Ni un pasó atrás, Nunca menos compañeros, porque podrán imitarnos pero jamás igualarnos y mucho menos superar al PERONISMO. 

sábado, 12 de mayo de 2012

Para Santa Rosa...


Pensaba hoy en la situación que veníamos viviendo en la Argentina en los últimos 50 o 60 años, y de como se acostumbraron nuestros gobernantes a truncar planes de alcance, principalmente, social, por caprichos y arreglos políticos y económicos. 
Luego, empecé a achicar el espectro de visión y fui reduciéndolo hasta llegar a mi querida ciudad: Santa Rosa, La Pampa. 


Mi provincia, y principalmente mí ciudad, han sido siempre bastiones del Partido Justicialista, y yo fiel hijo de estas tierras, y como no podía ser de otro modo: Peronista, si así como suena, PERONISTA, de Perón y Evita. Pero, cuidado, a no equivocarse, que por serlo no quiere decir que sea simplemente un humilde masificado corriendo detrás de un ideal utópico que me llena de orgullo y engaña mi realidad diaria con un subsidio para lograr pagar algún servicio básico o llenar la olla por un par de días mas, antes de llegar al mate y pan seco de cena, que signa el resto del mes hasta llegar el momento de recaudar los frutos de mi constante trajinar diario; También he tenido la suerte, al principio, la constancia luego, y el acierto por el empecino mas tarde de leer la mayor cantidad posible: Perón, Evita, El Che, John William Cooke, San Martin, Sarmiento, Simón Bolívar, Napoleón, Homero, Hesíodo, Esquilo, Sófocles, Eurípides, Aristófanes, Herodoto, Tucídides, Jenofonte, Lisias, Isócrates, Sócrates, Demóstenes, Platón, Hegel, Marx, Freud, Nietzsche, Schopenhauer, Engels, Feuerbach, Althusser, y también Hughes, Lenin, Stalin y hasta Hitler, Goering, Goebbels, Hess, Himmler y Bormann (si, hay que leer también al enemigo, para saber como piensa). 
Como pasa con los todos los sentimientos, y principalmente con el amor, no pueden ser explicados, porque como lo indica su palabra se sienten mas allá del cuerpo dentro de los componentes mas íntimos del ser, así es el verdadero y autentico peronismo, un sentimiento. Cuando uno se enamora no sabe exactamente explicar que le pasa, pero como dijo el genial Dolina: "el enamoramiento, la pasión, son patologías, solo enfermedades, cuando la fiebre pasa, y la enfermedad cede y finalmente desaparece queda lo verdadero, el amor", y así es con el verdadero militante peronista, quizá lo enamoro un candidato apasionado por la vocación de llegar a hacer, o el militante que un día golpeo la casa de sus padres y se sentó a charlar de política con ellos, ni siquiera importa la razón exacta que nos llevo a enamorarnos, yo honestamente ni lo recuerdo, quizá podría hasta fantasear románticamente con la idea de que soy el gaucho hachero de montes que buscó sindicarse en los tiempos de Evita, reencarnado, y por eso llore, siendo un infante apenas, que ni siquiera cursaba el jardín de 4, cuando mi viejo llego pálido y serio a anunciarnos que había fallecido el Pocho, y por ello durante hasta un par de años después de esto aun lloraba recordándolo cada vez que escuchaba la marcha peronista o a alguien decir: ¡PERON, PERON! <Quiero aclarar que es una anécdota cierta contada por mis padres, abuelos y tíos>. No se las razones y no logro razonar los motivos, solo canalizar el sentimiento. 
Esto me llevo a ingresar en la JPS (Juventud Peronista Secundarios) cuando cursaba el primer año del secundario, ese sentimiento de querer hacer y lograr un país mas grande en igualdades de oportunidades para todos, no lo se, ni me detengo a analizarlo, solo sé que fue cuando empecé a caminar mi ciudad, a conocer a mi gente, mis conciudadanos, a conocer la realidad de los barrios de mi ciudad por mi mismo, a saber quien era el que vivía la realidad de necesidades urgentes sin cubrir, en el trabajo, la salud, la educación. Me llevo a conocer a otros compañeros militantes, empapados con el mismo sudor de compromiso tácito asumido en pos de la persecución de un sueño, una hermosa utopía de una ciudad, una provincia, un país, Libre Justo y Soberano, una Argentina Popular Nacional y Federal. Han pasado muchos años ya de esos primeros, inseguros y titubeantes al principio, certeros solo a veces, pasos en la militancia social activa que me ha ocupado ya casi tres cuartos de mi vida, pero aprendí, de a poco, y sigo aprendiendo cotidianamente, me instruí cuanto y cuando pude, me adoctrine lo mas posible y entendí que dentro de un Movimiento, además de coincidencias deben haber discrepancias, las cuales, siendo discutidas, explicadas y consensuadas, fortalecen y engrandecen a cada individuo y a la organización en su conjunto, con ideas propias e individuales y tareas colectivas en aporte a lo que se busca: ser el que esta ahí, no para llevar, sino para ayudar a caminar; no para levantar, sino para ayudar a seguir de pie, no para enseñar sino, para ayudar a aprender, no para recibir y acaparar, sino para dar mas y mejor. 
Hoy, mi cuerpo, puede no ser el mismo que tenia hace 20 años atrás, pero mi espíritu y convicciones han crecido y se han fortalecido como nunca, aunados a una ínfima pizca de sabiduría que he logrado captar y transmitir. Hoy veo con mejores ojos hacia el futuro, no como una utopía imposible e inalcanzable, sino, como el vislumbre de un porvenir posible y no tan lejano. 
Empecé a militar en los albores de una democracia que traía el legado de 30.000 desaparecidos, una gigantesca deuda externa y el circo y la prostitución de los valores constitucionales mas básicos de nuestra nación y luche contra la debacle hacia el abismo por el cual nos llevaron las políticas de neoliberalismo despiadado de la década pasada, para ver, con desconfianza al principio, y con convicción después, como es posible aun recuperar la ilusión, revivir la esperanza, que no era uno mas de un pequeño grupo de locos movidos por la rebeldía constante y eterna, en mi caso nacida de la mixtura de tano, vasco, gallego y negro que conforma mi herencia, sino por gente con visión real de, no solo un futuro mejor, sino de como llegar a construirlo. Hoy vuelvo a ver, en mis hijos también, como la juventud ha vuelto a surgir con su debate rebelde, no solo porque hay futuro, sino porque se ven el y quieren ser parte su construcción.

Gabriel Dizeo

viernes, 11 de mayo de 2012

"El Nuevo Darwinismo Social"

Cro. Gabriel Dizeo
Más de dos décadas de militancia ininterrumpida le brindan respaldo de sobra para decir a viva voz, verdades que pueden incomodar a más de un compañero y...a los no tan compañeros también.
Porque fue parte de la resistencia frente al modelo neoliberal, porque pateo la inmensidad del arrabal y porque a pesar de los plomos y gomazos, hoy sigue militando en el área social sin bajar los brazos.
Les presentamos al Gringo de Liniers y su relato:
  
Hoy leía un articulo referido a la militancia político-social en nuestro país y el surgimiento y resurgimiento de agrupaciones y movimientos sociales y no pude dejar de sorprenderme al descubrir, desde un principio, por el paralelismo existente con el "darwinismo social" encarnado en la nefasta literatura de Arthur de Gobineau, quien propuso que en cada nación hay una diferencia racial entre los comunes y las clases dirigentes y la de Houston Stewart Chamberlain, al tratar de demostrar que todos los grandes personajes de la historia (incluido Jesús, Julio César, Voltaire, etc) fueron realmente arios. 

Si bien podría llegar a ser tomado muy mal, la linea de pensamientos que me llevo a encontrar dichos paralelismos, difieren bastante del fundamento de los autores antes mencionados, el nuevo "darwinismo social" se desprende directamente de la división de clases sociales y el animo de rebeldía natural inherente de la juventud. 

Analizando luego con mayor profundidad, se ve que en la actualidad, existen 2 tipos de militantes sociales: por un lado, el que surge de un hogar humilde, quien aprovecha las pocas oportunidades que se le presentan para instruirse y avanzar en el duro camino de intentar provocar un cambio en el orden social, político, económico y cultural de su entorno. Por otro lado tenemos al que viene de clases mas beneficiadas y que sienten simpatía por los mas desprotegidos, utilizando esta... llamemosla "vocación de servicio" y se vuelca a la búsqueda de espacios políticos desde los cuales implementar herramientas de transformación social. 
Hasta aqui, ambos parecen perseguir los mismos fines, pero no es así (al menos en su mayoría), puesto que el segundo grupo destacado no acepta la inclusión de los primeros y acaparan los espacios políticos, esgrimiendo desde razones educativas (llámese títulos universitarios) hasta hereditarias (mi papa es... , mi abuelo fue..., etc.) "chapas" estas, que utilizan cotidiana e indiscriminadamente para la obtención de beneficios que les permitan escalar puestos políticos, sin conocimiento de la militancia real, y creyéndose que esta, es simplemente el asistensialismo frenético. 


Esto sucede continuamente, y hoy vemos en Argentina montones de esfuerzos mal diligenciados y encauzados al simple objetivo de masificar mas aun la negligencia de clases sociales asistidas y conformadas en simples planes sociales. 




El militante de barrio, aquel surgido de un hogar humilde, es en cambio quien mejor entiende de que manera se construye el cambio real y definitivo, es el que leyó y entendió a los mentores y referentes de las distintas lineas partidarias de nuestro país, la idea base, la forma de transformar la realidad cotidiana de su entorno, sabiendo, por ejemplo, que el asistencialismo debe ser solamente emergente que los ejes fundamentales de la transformación residen en la educación, la salud y el trabajo digno. 

Lamentablemente, en nuestro país se ha acostumbrado a la clase gobernada a la idea de que solo puede dirigirnos un "titulado". A quien es llamado: "doctor", "ingeniero", "licenciado" o hasta "profesor", esta calificado para ser concejal, intendente, diputado, ministro, gobernador, senador o presidente, sin tomar en cuenta que los requisitos deben ser la sabiduría, la visión, la sensibilidad, el amor, que solo el haber tenido un contacto directo, sincero, pueden brindarle a cualquiera. 
Somos seres humanos, ergo, somos todos idénticos en capacidad de desarrollo físico, intelectual, cultural, social y hasta económico. 




O mejor retrocedamos en la cadena evolutiva darwiniana y volvamos a ser primates... 
A pero... 
Ahí van a surgir las diferencias entre quien es mono aullador, araña o titi. 

Nada mas que decir, todo por hacer...

Gabriel Dizeo.-

Los 5 Legados de Cámpora

Cro. Héctor José Cámpora
Héctor José Cámpora, el hombre de los 3 acentos, conocido también como "El Tío" y "Camporita" para los amigos, fue uno de los hombres más importantes de la historia del peronismo, que paso a la posteridad dejando un legado de militancia, compromiso, unidad, sacrificio y por sobre todas las cosas, lealtad.-

Oriundo de la Ciudad de Mercedes (Bs.As.) también conocida como "La Perla del Oeste", sitio  donde la cordillera, las pampas y el oriente convergían en su recorrido ferroviario hacia el internacional. Este tano idealista, años más tarde se convertiría en un capitulo ilustre de la historia nacional.

Reseña:
Sus primeros pasos en política, los dio en la Universidad Nacional de Córdoba, donde surgió como dirigente estudiantil en una agrupación independiente.
Años más tarde, ya recibido de odontólogo y radicado en la localidad de San Andrés de Giles (Bs.As) funda y preside el Club Almafuerte (supongo que en homenaje a Pedro Bonifacio Palacios, ya que el heavy nacional nace con su partida, de la mano de Hermética en el 80).
Su primer contacto con el "Pocho" fue en el 44, donde es nombrado comisionado municipal por el gobierno contragolpista del 4 de junio del 43.
Ahí comienza una carrera política que perdura ininterrumpida hasta el acaecimiento de la Revolución "Libertadora"

Con la R.L. en vigencia, es apresado y trasladado al penal de Ushuaia donde logra fugarse unos meses más tarde rumbo a Chile, obteniendo asilo político hasta la prescripción de sus causas judiciales en Argentina.-
Unos 15 años más tarde, con la "Libertadora" en decadencia, el "General" desde el exilio, lo designa delegado personal encomendandole una misión vital para el movimiento, a saber:
  • Asegurar el triunfo electoral del Peronismo
  • Eliminar la proscripción del "General"
  • Posibilitar su vuelta a la política
Perón no era de pedir, pero cuando pedía, pedía a lo grande.-

El tío, El General y Evita

Y así fue como el compañero Cámpora se puso el poncho y salió a patear la calle para concertar con todas las fracciones políticas oprimidas, combativas, conservadoras, revolucionarias, de izquierda, de centro, centro derecha, derecha y dale que va. Hecho que daría como resultado, entre "FreCiLiNa*s" y "FreJuLi*s" que en marzo del 73, lograra una victoria contundente a su favor, en las elecciones presidenciales.-
  • Asegurar el triunfo electoral del Peronismo
El 25 de Mayo del mismo año, Héctor asume la presidencia de la nación y en menos de un mes, logra la vuelta más espera. Aterrizaba Juan Domingo Perón en Ezeiza, lamentablemente en una jornada atestada de horror y sangre.-
  •   Eliminar la proscripción del "General"
Con los dos primeros objetivos alcanzados de manera satisfactoria, este ídolo de multitudes renuncia ni más ni menos que al cargo presidencial, en uno de los actos de lealtad más conmovedores de la historia universal, para cederle la posta electoral a su conductor, al eterno conductor del movimiento de todos los tiempos quién obtiene otro triunfo contundente con más del 60% de los votos.
  •   Posibilitar su vuelta a la política
Misión cumplida.-

Camporita y El Pocho

Lamentablemente, los días felices, los días peronistas, duraron poco. El caos interno provocado por la partida del pocho en el 74 y la desastrosa gestión de su segunda al mando, fueron allanando el camino para que en el año 1976 se ejecutara el "Proceso de Reorganización Nacional".
Para ese entonces, el compañero Héctor J. Cámpora, perseguido por las FFAA debió refugiarse en la embajada mexicana con sede en baires, donde paso 3 de sus últimos 4 años de vida refugiado, logrando migrar a México gravemente enfermo, para morir en el destierro poco tiempo después.-  

Luego de este intento de síntesis (malo - bueno - regular) nos vamos a adentrar en el legado de este paladín justicialista.

Héctor nos dejo un legado de militancia: Porque comenzó en solitario, pateando piedras desde su Mercedes natal, haciéndose sabio en el corazón del país, para luego poner en práctica la conducción en San Andrés de Giles. Como vemos, recién a sus 35 años de edad y luego de 17 largos años de militancia en los mas variados sectores logro acceder a la política partidaria. No fue ningún improvisado nuestro compañero, porque nadie le regalo nada.-

El nos mostró la importancia del compromiso: Desde temprano manifestó una visión de la política, influenciada por los principios sociales, rectores de nuestra doctrina y puestos en práctica en tiempos de Perón. Su compromiso con el pueblo, primordialmente con los sectores marginales, quedó evidenciado con la concreción del polideportivo popular "Almafuerte". Sede que funcionó como una herramienta igualadora de derechos, abriendo sus puertas a un pueblo que hasta ese entonces, se encontraba excluido de los beneficios sociales. Esa fue la camada que moldeo la estructura operativa del modelo peronista, el cual actuá desde la periferia, hacia el centro; desde el barro, hacia el cemento. 
Y esa innovadora tendencia, superó las barreras del tiempo para perpetuarse como práctica constante de nuestra juventud, que al igual que "El Tío" comprendimos: Que la vocación supera los cargos, porque prescinde de ellos para construir realidades. Los cargos sin vocación, perecen en la intención.-

Uno de los legados más importantes del tano, fue demostrarnos el valor de la unidad: Ya les conté sobre la Misión más compleja de nuestra historia partidaria.
Me pregunto si la convergencia ferroviaria de su ciudad natal fue el estímulo que lo condicionó para lograr tan monumental odisea. Sin ser contemporáneo, puedo afirmar que su capacidad para construir vías de comunicación con tantos sectores, en tantos ámbitos distintos y entre tantas fracciones contrapuestas y su avidez para persuadir y encolumnar al movimiento de masas más grande del continente bajo un mismo ideal. Dieron cuenta, en los resultados, que "Unidos somos fuertes. Organizados somos invencibles".

El legado del sacrificio: ¡Cuanto más sacrificio que el tuyo Héctor! Resignando Rosario de pibe, pero moviendo a Córdoba para realizarte. Haciéndote desde abajo otra vez en provincia. Comiéndote el garrón del Penal de Ushuaia, para concluir desterrado en Chile. Haciéndote cargo de un Atlas de voluntades e intereses contrapuestos, entre los guardianes del orden viril, para poder traer a nuestro conductor. Enfrentando a los gorilas en el ocaso de una dictadura insatisfecha. Haciéndote cargo de la conducción nacional, para luego cederla sin más miramientos que el de tu convicción por la figura de Juan Domingo Perón. Tus últimos  años de libertad, de patria y de vida.
Más no se te puede pedir compañero ¡Generador de efemérides! ¡Nutriente vital del folclore  nacional y popular!

Vos nos enseñaste que la "LEALTAD" se construye con MILITANCIA, se mantiene con COMPROMISO, se practica con UNIDAD y se demuestra con SACRIFICIO.

Dedicaste media vida al movimiento y una vida entera a la causa del pueblo. No para convertirte en una franquicia pasajera, sino para pasar a la historia como una leyenda. 

Por eso es que ayer, hoy y siempre militamos dentro del partido justicialista, dentro de tu partido, el partido del pueblo, el partido de todos. Ese que se se extiende "desde el terreno del Atlántico a los Andes" y desde "el verde Chaco a los hielos fueguinos" con la potencia que solo puede expresar "UN GRITO DE CORAZÓN".

Compañero Héctor José Cámpora

¡Gracias! Un militante de base.-

jueves, 10 de mayo de 2012

Génesis de un Movimiento


Posición del Movimiento Evita Nacional sobre el proceso histórico del cual provienen
Desde el seno del Movimiento Evita se definen como una voluntad política que, a la vez, es una convocatoria a participar del “desafío de la reconstrucción del movimiento nacional.”
Esta organización es heredera de distintas agrupaciones piqueteras que comenzaron a funcionar en los años 90, en plena etapa del neoliberalismo, hasta que “el Pueblo en la calle dijo basta en aquel 20 de diciembre. Así empezó el principio del fin de esa larga y nefasta noche de la historia. Un nuevo sol empezó a asomar el 25 de mayo del 2003.”, según explica la página web de la organización.
El principal referente, y Secretario General, Emilio Pérsico cuenta que el Movimiento Evita se fundó en 2002, “un año antes de que estuviera Néstor (Kirchner)”, luego de otro proyectos que tilda de “frustración”, como la candidatura del Padre Farinello o el Polo Social.
Asimismo, menciona a Quebracho, que fue una organización cofundada por él, y a la que califica como una resistencia contra Menem, conformada por once grupos, la mayoría “no peronistas”, explica.
Pérsico recalca la importancia de los cortes realizados por esta agrupación, pues ayudó a la caída del Estado neoliberal, “porque se veía una masividad, se cortaba por cualquier cosa”, mientras que reconoce, hoy a la distancia, “una salida política”, que acepta no haber visto en su momento.
 “Los proyectos de cambio son viables en función de las fuerzas sociales y políticas que son capaces de convocar para la transformación. Se hace necesario entonces un movimiento que organice la esperanza, que rescate el valor de la unidad (superando la fragmentación del campo nacional y popular), que acompañe y amplifique las políticas del gobierno, que genere propuestas de cambio y se constituya como puente de ida y vuelta entre el Estado-Nacional y los más humildes.”, explican desde el sitio institucional.
Pérsico comenta que “Néstor (Kirchner) vio el fenómeno” de las agrupaciones piqueteras “y enseguida quiso conocerlo. Empezó a seguirlo desde el gobierno. Tenía una visión de que esos compañeros debían ser parte del proceso de cambio”, entonces en seguida “nos puso a dialogar y a discutir.”
Luego, detalla que lo primero que le planteó Kirchner fue que si no se organizaban, no llegaban a nada, y le recomendó que se junten todos, a la vez que le recalcó que debían hacer “un salto a lo político”, por lo que le acercó una lista de diputados para que los sumara a la construcción del movimiento.
“Hoy el Evita es una organización política mucho más compleja, donde hay diputados, ministros, intendentes”, con el deber de “hacer lo mismo que hizo el peronismo, que fue la gran maquinaria del poder de los trabajadores y los humildes en el Estado”, aunque acepta que “todavía” no lo ha logrado.
 La presentación del sitio web remarca que el Movimiento “es acción. La forma histórica de organización que adoptó nuestro pueblo en sus luchas emancipatorias”, y explica que pretende contener a “las diversas expresiones sociales y políticas”, a la vez que articular “una política única, estratégica”.
Concluyen que “no es un partido que digita desde afuera la política de las masas sino el fruto de la organización de éstas. El movimiento es una expresión de la fuerza nacional, popular y federal.”
Al ser consultado en una entrevista de un medio partidario, Pérsico afirma que el Estado tiene la responsabilidad de organizar la demanda, y enfatiza que “Perón hizo una revolución porque le dio poder a los trabajadores humildes”, al tiempo que sostiene que si  se quiere “hacer un cambio de fondo en la Argentina”, no se logra sin darle “poder y organización a los humildes y a los trabajadores.”
El dirigente kirchnerista reconoce que, a comparación con el principio del movimiento, la organización dejó de ser, meramente, social; pues “muchos compañeros vienen de la política, como la compañera de Catamarca, que se lanzó a la militancia tratando de resolver los problemas de su barrio, después de su ciudad” pero que si no llegaba a intendenta no podía resolver “nada”.

“La política quedó para un determinado sector social”, entiende Pérsico, en tanto que “el Estado es el lugar donde se tiene que construir el bien común y donde tienen que estar representados todos los sectores”.
Vale mencionar a los personajes que están en la cima del Movimiento Evita, englobados en la Mesa Ejecutiva Nacional, con el propio Pérsico junto a Fernando Navarro, Jorge Taiana, Gerardo Rico, Raúl Lorenzo, Ernesto Paillalef, Luis Cáceres, Adela Segarra, Eduardo Ancona, Leonardo Grosso y Gildo Onorato.
En tanto, la Mesa Federal se compone por Carlos Luna, de La Rioja; Sebastián Demiryi y Edgardo Binstock por la Ciudad de Buenos Aires; Natalia Soria, de Catamarca;  José Luis Valenzuela y Quique Lovey por Chaco; Francisco Peralta, de Chubut; Ricardo Vissani, representándo a Córdoba;  Fabricio Bin, de Corrientes; Juan José Albornoz por Entre Ríos;  Sinforiano López, de Formosa; Manuel Mendoza, por Jujuy; Dora Parada de La Pampa; Santiago Rissone representándo a Mendoza; Gabriel Legarreta, Gustavo Di Marzio, Patricia Cubria, Federico Ugo, Javier Ruiz y Fabio González, por Buenos Aires; Rubén Zaremba, de Misiones; Marcelo Zúñiga, de Neuquén; Silvia Horne, por Río Negro; Lalo Sivila y Hugo Camacho, de Salta; Jorge Miranda, por San Juan; Daniel Sosa, de San Luis; Gustavo Dis, de Santa Cruz; José Luis Berra, por Santa Fe; Víctor Ditella, de Santiago del Estero; Roberto Trujillo de Tierra del Fuego; y, Stella Maris Córdoba y Gustavo Herrera, en representación de Tucumán.
 El Movimiento Evita, entonces, puede reconocerse como una facción piquetera kirchnersita, que tomó esa invitación a recuperar la política como herramienta de liberación, que insiste por la “distribución de la riqueza, base insustituible de la justicia social.”
Hay quienes comparan a esta organización con un símil de las brigadas chapistas, y las acusan de prepararse para disuadir a quienes pretendieran manifestarse contra Cristina Fernández de Kirchner, aunque Pérsico se desentiende y señala que es “muy difícil decir que un militante haga ninguna cosa de esas”, y en caso que lo hiciera, no sería “por convicción”.




Pérsico, al ser consultado por la diferencia entre la JP, La Cámpora y el Movimiento Evita, señala que La Cámpora nació “en el conflicto contra las corporaciones” y destaca que son “los que más han crecido” y que “tienen una oportunidad extraordinaria”.
Además, los considera como “un sector juvenil muy grande que se sumó al kirchnerismo”, al que califica “bueno” que “cualificó al movimiento popular”.
Pérsico recalca que los compañeros de la JP los “ven como una competencia en el territorio” porque están “parados en el mismo espacio, no por otra cosa”.
En tanto, encuentra la diferencia entre La Cámpora y el Movimiento Evita subraya que este último tiene “más años de historia y un desarrollo en todas las provincias y pueblitos.”
Por último, señala a esta fuerza partidaria emergente como poseedora de “un capital monstruoso”, junto a un “rigor revolucionario o de transformación”, “si se forman en el compromiso y el amor a los trabajadores y a humildes”, con lo que se transformarían en “grandes militantes” y “una fuerza importante”.
Incluso ve en La Cámpora la posibilidad de convertirse en una herramienta que ayude a “resolver los problemas”, pues “hay lugar para todos.”

lunes, 7 de mayo de 2012

Profeta en su tierra



Secretario Gral de la Juventud Peronista
Cro. Matías Sotomayor

El joven sanjuanino, Secretario General de la Juventud Peronista, Matías Sotomayor, del palo de los que no juegan a medias; "Pedal a fondo, tierra adentro" esta logrando a lo largo y a lo ancho del país que "La Gloriosa J.P." vuelva a enamorar.    



En entrevista exclusiva con Miradas del Sur y La Patagonia Peronista, nos decía:

"Comencé de la mano de Néstor. Cuando canceló la deuda con el FMI entendí que era posible desde los hechos levantar las banderas de Perón y Evita. Entendí que era posible un gobierno popular y progresista con un tipo que venía del peronismo”, dice Matías Sotomayor. A los 25, tiene a su cargo la secretaría General de la Juventud Peronista Federal. “Veníamos del menemismo y había un descreimiento general hacia los partidos y las instituciones. Néstor era un tipo que venía del peronismo a decir otra cosa. Hay que decirlo claramente: vino a proponer el cambio desde el peronismo”, afirma Matías.

–¿Y a la transversalidad…?
–Néstor siempre dejó en claro que la columna vertebral de esa transversalidad, que podía y puede incluir muchos sectores, era y es el peronismo.
–Muchos ponen cara fea cuando se habla de transversalidad…
–Son los que no entienden que el peronismo ha sido históricamente un movimiento frentista.
–¿Cuáles son los temas de la juventud peronista que los diferencia de otras organizaciones juveniles que también reinvindican el modelo?
–Para nosotros es fundamental que Cristina asuma la presidencia del partido.
–¿Por qué?
–Porque para definir una estructura partidaria, o incluso para armar una lista, es necesario tener la estructura ordenada.
–¿Cómo es la relación con las organizaciones que apoyan al modelo, pero no están dentro del PJ?
–Políticamente, algunos, por falta de formación, confunden militancia con activismo. No voy a negar que he escuchado que nosotros somos pejotistas, dicho en forma peyorativa. Para nosotros, el Perón de nuestro tiempo es Néstor. Fue desde esa convicción que entendimos que no debíamos militar en ninguna otra estructura…
–Otros no lo entienden así…
–Lo celebro.
–¿Por qué?
–Porque hoy, también ellos son parte del movimiento. Si como peronistas negamos esta posibilidad negamos el movimiento.


–¿Qué rol desempeñan los grandes medios en este juego de las diferencias?
–Procuran destruir las diferentes organizaciones juveniles. Lo que está en juego no es una agrupación o una organización. Lo que quieren es destruir a una generación que tiene confianza en el Estado y crece. Los compañeros tienen que entender que debemos ser solidarios. Si La Cámpora es la estructura con la que la Presidenta se relaciona, por supuesto que los medios hegemónicos le van a pegar. Tenemos que estar ahí para defender a todos los que están encolumnados. A la vez, y de esto me hago cargo, en muchas provincias, la juventud peronista ha defendido y entregado cada uno de los votos para que Cristina sea Presidenta, más que ninguna otra organización. En muchas provincias somos la única organización juvenil con presencia territorial.
–¿Cómo se trabaja el vínculo con los jóvenes que no tienen militancia y que no trabajan ni estudian?
–Ahí, el Estado cumple un papel fundamental. Buena parte de esos vínculos se establecen desde la posibilidad de devolverles políticas públicas. Al pibe que no viene a las reuniones, que no lo encontrás en la unión vecinal, que no podés ir a buscarlo, cuando se acerca a las estructuras estatales para conseguir empleo termina encontrando que, aunque no hay bolsa de trabajo, existe la posibilidad de que organizados podamos hallar soluciones. Otro aspecto fundamental es el trabajo de la militancia juvenil en actividades culturales, deportivas y recreativas. Por eso insisto en que no es lo mismo ser militante que activista. El militante busca la forma de llegar, de transmitir los valores de Perón y Evita.
–En el pasado, las estructuras juveniles solían explicitar sus diferencias con las superestructuras partidarias. Hoy, no se da tanto…
–Hay algo de eso, pero creo que se daba porque el que conducía no era consecuente. Era normal que el pibe que llegaba a la militancia con ideales, con una nueva visión de la política, viera que su jefe decía una cosa y hacía otra. Hoy, quienes tienen la posibilidad de conducir han sido consecuentes y eso se lo debemos a Néstor.
–La juventud peronista encuentra dificultades para insertarse en el mundo universitario, ¿por qué?
–Es cierto. Debemos ganar espacio. Y no lo digo como militante. Lo digo pensando en el proyecto nacional. Hoy, es más fácil ganar con una agrupación independiente que bajo una bandera partidaria. Esta estrategia dio resultados, pero creo que nos debemos una estrategia global. Hace falta incorporar técnicos y profesionales jóvenes a la estructura partidaria. En algunos centros de estudiantes ha ganado Kolina, en otros La Evita y en otros La Cámpora, y si no han ganado están en la discusión…
–¿Qué falta?
–Un objetivo en común. Como fue en su momento la Juventud Universitaria Peronista, que pudo imponer el nombre y agrupó a muchos sectores.


–¿Por dónde pasa la agenda de la Juventud Peronista Federal?
–Por la formación política. En un futuro no muy lejano estaremos en condiciones de conducir.
–¿Como Juventud Peronista Federal también buscan ocupar espacios en las legislaturas y en el Congreso Nacional?
–Trabajamos para ganar espacios. Lo que está bueno que se sepa es que hay una juventud peronista, la del Bicentenario, que se enamoró de la política con Néstor Kirchner y que no permitirá que nuestra estructura sea usurpada por quienes quieran hacer un uso personal de ella. Queremos que esa estructura siga siendo la columna principal de este proyecto político. Es bueno tener cuadros que entiendan que esa bajada de línea es fundamental.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...